domingo, 18 de octubre de 2009

¿Cómo tomar decisiones exitosas?



Muchas veces en el ambiente laboral, en la vida o nuestra relaciones personales, se nos presentan dos o más alternativas para solucionar un problema, y dependiendo de nuestra decisión el resultado final puede o no ser exitoso, pero ¿Cómo saber si nuestra decisión será la correcta?, existen muchos factores a tomar en cuenta antes de tomar una decisión final, y de ellos dependerá obtener un resultado favorable.

Hace poco estuve conversando con un amigo que es CEO de una compañía multinacional dedicada a brindar servicios outsourcing de personal yo los asesoro en cuanto a algunos procesos laborales, él me comentaba acerca de un gerente que tenían en un país de Centroamérica, la agencia de ese país estaba a punto de cerrar un contrato bastante grande y por ende tenían que contratar más personal administrativo para la ejecución de los procesos de la cuenta, y con más personal, también tenían que comprar mobiliario, equipo de oficina y además no contaban con espacio físico dentro de la oficina para este nuevo personal, por lo que debían contratar un lugar más amplio. Este gerente se decidió a realizar los cambios, el único inconveniente es que “solamente habían confirmado verbalmente” la aceptación del contrato, pero no estaba firmado para dejar todo legal, y resulta que al final no adjudicaron la propuesta de la compañía, pero ya los gastos se habían hecho, al final este gerente tomo una mala alternativa y el resultado final fueron gastos excesivos fuera de presupuesto y le costó el empleo.

La mayoría de las personas no reflexionan sobre las alternativas con las que cuentan para resolver un problema, si no toman una alternativa a la ligera sin plantear los posibles fracasos que esta le podría ocasionar, esto es caer en un error grave, debemos analizar nuestra alternativa en función a lo que es mejor para la empresa.

Analizando nuestras alternativas en función de la empresa. Antes de actuar debemos pensar detenidamente cuantas opciones tenemos para decidir la solución de algún problema o situación, debemos pensar que alternativa nos dará el mejor resultado y sobre todo cual traerá beneficios y no pérdidas para la empresa, si tomamos una decisión que no afectara los resultados esperados por la empresa esta será una buena alternativa, pero no siempre puede serlo, si no hasta que evaluemos los resultados finales, es por ello que debemos contar con una alternativa de reserva.

Alternativa de reserva o plan de contingencia. Esta alternativa es más conocida como el segundo plan o “plan B”, esta tiene que ser una opción bien estudiada y además que cumpla con el fin deseado de la primera alternativa, en todo proyecto debemos de contar con ella, ya que en casos de emergencia nos pueden salvar la vida o el empleo.

Les recomiendo siempre investigar más acerca de las posibles soluciones que existen para cualquier problema, proceso o caso en específico, es probable que estemos resolviéndolos actualmente bajo alguna alternativa errónea y posiblemente obtenemos resultados buenos, pero no óptimos, y lo que buscamos es ganar más para ser más productivos.

Espero les ayude esta información.

Agradezco sus comentarios, experiencias u opiniones, ya que nos ayudarán a ir mejorando a todos. Éxitos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios, estos nos ayudan a mejorar el blog